Noticias

Domingo 15 Abril 2018

Ashwagandha: ¿un curalotodo?

La ashwagandha es una hierba que lleva empleándose milenios y a la que se atribuyen muchas propiedades positivas. Se dice que aumenta las defensas, reduce el estrés, favorece el rendimiento y posiblemente contribuya al buen funcionamiento de la tiroides.

La ashwagandha es una hierba que se adscribe al grupo de los adaptógenos. Estos son un conjunto de compuestos con efecto terapéutico presentes en la naturaleza que pueden restablecer el equilibrio fisiológico tras su administración. Por tanto, tiene un efecto normalizador y revitalizante.

Un estudio clínico reciente demuestra que esta hierba posiblemente pueda ser aplicada terapéuticamente para el hipotiroidismo subclínico. Y es que la ashwagandha puede hacer subir de forma segura y eficaz las hormonas tiroideas.

 

Hormonas tiroideas 

Esta hierba viene usándose desde siempre en el tratamiento de los problemas de tiroides. La tiroides y sus hormonas tiroideas (la tetrayodotironina T4 y la triyodotironina T3) tienen una importancia vital. Estas hormonas influyen sobre todo en el metabolismo intermediario, como el de la energía.

Así, la potente T3 aumenta en general el consumo de oxígeno cuando hay más conversión de energía. De esta forma se incrementa al mismo tiempo la producción de calor. De ahí que una tiroides que funciona con lentitud (hipotiroidismo) suela ir acompañada de fatiga, letargia, intolerancia al frío, problemas neurocognitivos como pérdida de memoria y concentración, trastornos anímicos y muchos otros síntomas dispares.

El hipotiroidismo subclínico es bastante frecuente, sobre todo en mujeres. En cifras se puede hablar de entre un 3 y un 18 % de los once millones de adultos holandeses. Muchas personas con hipotiroidismo subclínico se benefician del uso de la tiroxina (T4), una hormona precursora (prohormona) fabricada y secretada por la tiroides. Está disponible como medicamento con el nombre de levotiroxina y se prescribe cuando la tiroides no funciona o lo hace muy lentamente.

 

600 mg de ashwagandha 

Un estudio aleatorizado con control placebo investigó los efectos del extracto de ashwagandha sobre la secreción de hormonas tiroideas en un grupo de personas

con hipotiroidismo subclínico. En la investigación participaron cincuenta pacientes adultos con esta afección. Esto quiere decir que este grupo de personas tenía unos niveles elevados de hormona estimulante de la tiroides (TSH). Durante ocho semanas, una mitad del grupo tomó 600 mg al día de extracto de ashwagandha, mientras que la otra usaba un placebo.

El tratamiento con ashwagandha produjo una mejora de los valores séricos de la TSH, la T3 y la T4 en comparación con los resultados de los análisis del grupo placebo. Transcurridas las ocho semanas de tratamiento con ashwagandha, se comprobó que la hormona tiroidea en suero estaba normalizada. Además, la hierba se toleró bien, sin efectos secundarios desagradables.

 

Dos ejes que funcionan de forma inversamente proporcional 

Los investigadores explican que es posible que la ashwagandha mejore los ejes hipotalámico-hipofisario-adrenal (HHA) e hipotalámico-hipofisario-tiroideo (HPT).

Como ya es sabido, el sistema nervioso autónomo (SNA) y las glándulas suprarrenales tienen un papel en el estrés. El estrés prolongado activa el componente simpático del SNI y del eje HHA, y las glándulas suprarrenales pasan a segregar más cortisol en la sangre. Los niveles elevados de cortisol inhiben el eje HPT, lo que finalmente reduce también la cantidad de T3 y T4.

La fuerza de la ashwagandha reside en la reducción de las concentraciones de cortisol en el plasma sanguíneo inhibiendo el eje HHA (regulación por disminución). Esto puede hacerse, por ejemplo, reduciendo la cantidad o la sensibilidad de los receptores de hormonas u otras sustancias neuroendocrinas. La regulación por disminución del eje HHA provoca, a su vez, la regulación por incremento del eje HPT, normalizándose las hormonas tiroideas.

Los autores concluyen que los extractos de raíz de ashwagandha tienen una influencia saludable en la normalización de las hormonas tiroideas en pacientes con hipotiroidismo subclínico. Se necesitan más estudios para conocer mejor el mecanismo de acción subyacente de la ashwagandha.

 

Fuente 

Sharma AK, Basu I, Singh S. Efficacy and Safety of Ashwagandha Root Extract in Subclinical Hypothyroid Patients: A Double-Blind, Randomized Placebo-Controlled Trial. J Altern Complement Med. 2017 Aug 22. doi: 10.1089/acm.2017.0183. [Epub ahead of print]