Noticias

Viernes 5 Enero 2018

Cinco fantásticos: suplementación para la depresión

En estos "Cinco fantásticos", algunos suplementos ortomoleculares y naturales que en verdad no pueden faltar en el tratamiento de la depresión. Como acción de beneficio rápido, o bien junto con la dieta y el ejercicio como apoyo en el camino del tratamiento.

 

Los antidepresivos habituales siguen teniendo muchos efectos secundarios, como su influencia en la conducción de vehículos, la boca seca, el estreñimiento y las disfunciones sexuales. Pero incluso se han registrado comportamientos agresivos y tendencia al suicidio. Además, una parte de los pacientes deja de reaccionar a los antidepresivos al cabo de un tiempo. Por eso, a continuación te presentamos cinco sustancias naturales y ortomoleculares que en verdad no pueden faltar en ninguna consulta.

 

Crocus sativus 

En estudios clínicos a doble ciego con personas con depresión de leve a moderada se ha comprobado que el efecto antidepresivo de Crocus sativus (azafrán) es mayor que el placebo y se puede comparar al de la fluoxetina y la imipramina [1,2]. Al analizar sus fracciones bioactivas se descubre que el componente crocina-1 es el responsable principal del efecto antidepresivo. El mecanismo de acción subyacente coincide en parte con el de la imipramina: ambas inhiben la recaptación de la serotonina, la norepinefrina y la dopamina. Esto hace que los neurotransmisores estén más tiempo activos en el espacio sináptico, lo que en muchas personas produce una mayor concentración y menos sentimientos depresivos. Los primeros efectos se producen ya en la primera semana, pero el efecto es máximo alrededor de las seis semanas.

 

SAMe 

En el organismo, la SAMe se convierte en ATP y metionina. La metionina es un importante metilador de los genes implicados en la fabricación de hormonas y neurotransmisores. La suplementación con SAMe regula por esta vía la producción, entre otras sustancias, de melatonina y dopamina. Se ha visto que la melatonina es eficaz en el tratamiento del trastorno afectivo estacional (TAE), también llamado depresión estacional, y una concentración de dopamina lo suficientemente alta aumenta la motivación. Además, la metionina normaliza el nivel de adrenalina, lo cual reduce el estrés y los sentimientos de ansiedad en las personas que sufren estos síntomas. En un único estudio incluso se ve que la SAMe funciona mejor que los medicamentos genéricos que se prescriben para la depresión [3].

 

Aceite de pescado 

Hay claros indicios epidemiológicos de que una deficiencia crónica de DHA puede provocar depresión y deterioro cognitivo. La ingestión de DHA procedente de aceite de algas aumenta, incluso a bajas dosis, los índices de DHA y omega 3, disminuyendo así el riesgo de padecer estos efectos negativos [4].  La disminución del nivel de DHA en el cerebro se ha relacionado, además, con el retraso cognitivo asociado a la edad y con la enfermedad de Alzheimer. Cada vez hay más evidencia científica de que el aumento en la ingesta de ácidos grasos omega 3 (especialmente, de DHA) reduce las probabilidades de retraso cognitivo asociado a la edad y retarda los procesos patológicos (precoces) que desembocan en demencia vascular o alzhéimer. En personas mayores con depresión y retraso cognitivo leve se consiguió disminuir los síntomas depresivos mediante el aumento de la ingesta de DHA o EPA, mientras que las mejoras en el razonamiento y la percepción del bienestar físico se asociaron a un mayor consumo de DHA [5].

 

Griffonia simplicifolia 

Un déficit de serotonina puede causar depresión, así como insomnio, comportamiento obsesivo y una tendencia a alimentarse en exceso que conduce a la obesidad. Por eso, el objetivo de diferentes medicamentos reguladores es aumentar la cantidad disponible de serotonina en el cerebro: ya sea intensificando el uso de la serotonina disponible (ISRS), o bien inhibiendo su degradación (inhibidores MAO o inhibidores de monoaminooxidasa). Griffonia simplicifolia es una fuente natural de 5-HTP, un precursor de la serotonina. De esta forma, es capaz de aumentar el nivel de serotonina en el cerebro [6]. Al contrario que muchas de las medicinas mencionadas, esto se realiza prácticamente sin efectos secundarios. Además de para la depresión, el extracto de Griffonia se utiliza, entre otros, para el tratamiento del insomnio, los trastornos alimentarios, la fibromialgia y la cefalea crónica.

 

Mucuna pruriens 

También el déficit de dopamina puede acarrear una depresión. Una depresión dopaminérgica se aborda de manera distinta a la serotoninérgica, debiéndose aumentar el nivel de dopamina en vez del de serotonina. Sin embargo, los antidepresivos que afectan a este mecanismo son muy minoritarios en comparación con los ISRS. Pero sí se han investigado, como es el caso de Mucuna pruriens (grano de terciopelo), que es el componente principal de la levodopa, un medicamento contra el párkinson . Este estudio revela que Mucuna aumenta en ratas el nivel de dopamina en el córtex en todos los casos [7]. Por otra parte, la suplementación con Mucuna se debe ir introduciendo despacio para evitar los cambios severos en el estado de ánimo. Cuando se administra para mejorar la condición mental, basta con una dosis de entre 1 y 2 gramos al día [8]. Las altas dosis que se recetan, por ejemplo, para el párkinson (entre 30 y 60 gramos al día), tienen que tomarse por consejo médico.

 

Fuentes 

[1] Akhondzadeh S, Fallah-Pour H, Afkham K, Jamshidi AH, Khalighi-Cigaroudi F., Comparison of Crocus sativus L. and imipramine in the treatment of mild to moderate depression: a pilot double-blind randomized trial [ISRCTN45683816, .BMC Complement Altern Med. 2004 Sep 2;4:12.

[2] Akhondzadeh, Basti A, Moshiri E, Noorbala AA, Jamshidi AH, Abbasi SH, Akhondzadeh S., Comparison of petal of Crocus sativus L. and fluoxetine in the treatment of depressed outpatients: a pilot double-blind randomized trial., Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2007 Mar 30;31(2):439-42. Epub 2006 Dec 15.

[3] Papakostas, George I. Evidence for S-adenosyl-L-methionine (SAM-e) for the treatment of major depressive disorder. Journal of Clinical Psychiatry 70.Suppl. 5 (2009): 18-22.

[4] Daniells S. Harvard meta-analysis supports benefits of algal DHA omega-3. Nutraingredients USA. 2011;12(16):1-2

[5] Sinn N, Milte CM, Street SJ et al. Effects of n-3 fatty acids, EPA v. DHA, on depressive symptoms, quality of life, memory and executive function in older adults with mild cognitive impairment: a 6-month randomised controlled trial. Br J Nutr. 2012;107(11):1682-93.

[6] Birdsall TC. 5-Hydroxytryptophan: a clinically-effective serotonin precursor. Altern Med Rev. 1998;3(4):271-80

[7] Manyam BV, Dhanasekaran M, Hare TA. Effect of antiparkinson drug HP-200 (Mucuna pruriens) on the central monoaminergic neurotransmitters. Phytother Res. 2004;18(2):97-101.

[8] http://naturafoundation.nl/monografie/Mucuna_pruriens.html