Noticias

Jueves 12 Abril 2007

Consumir comidas con un índice glucémico bajo puede ayudar a prevenir enfermedades del hígado no asociadas al alcohol

"Hepatic Steatosis and Increased Adiposity in Mice Consuming Rapidly vs. Slowly Absorbed Carbohydrate," Scribner KB, Pawlak DB, et al, Obesity (Silver Spring), 2007; 15(9): 2190-2199. (Address: Children's Hospital Boston, Department of Medicine, 333 Longwood Avenue, Boston, MA 02115, USA.)

 

Un estudio realizado a ratones machos 129vpas comprobó que el consumo de una dieta con un alto índice glicémico incrementa el riesgo de desarrollar un hígado graso no alcohólico. Los ratones fueron divididos en dos grupos. Por un periodo de 25 semanas, un grupo fue alimentado con una dieta alta en carbohidratos de absorción rápida (amilopeptina, índice glucémico alto), mientas el otro grupo fue alimentado con una dieta alta en carbohidratos de absorción lenta (amilasa, índice glucémico bajo) A parte del tipo de almidón, las dietas eran comparables en el contenido de macro- y micronutrientes. Al final de las 25 semanas, fueron encontradas diferencias significantes entre los grupos. En los ratones alimentados con una dieta con índice glucémico alto se encontró que tenían incrementos significantes en la cantidad total de grasa en el cuerpo (un aumento de 12.2%) comparados con los ratones alimentados con la dieta de índice glucémico bajo (un aumento de solamente 6.1%) Además, el contenido de triglicéridos hepáticos era 2 veces mayor entre los ratones alimentados con una dieta con índice glucémico alto (20.7 mg/g), comparado con los ratones alimentados con la dieta de índice glucémico bajo (9.6 mg/g). Niveles de insulina y concentraciones de triglicéridos en el plasma fueron también más altos en los ratones alimentados con una dieta de índice glucémico alto. Los autores concluyen, "Una dieta alta en carbohidratos de absorción rápida causa acumulación de grasa en el hígado, en el tejido adiposo y en el plasma de los ratones. Como consecuencia, una dieta con un índice glucémico bajo puede ayudar a prevenir o tratar enfermedades del hígado de grasa no asociando al alcohol en seres humanos.