Noticias

Sábado 9 Septiembre 2017

Los antioxidantes, efectivos contra la degeneración macular

El tratamiento de la degeneración macular con inyecciones es caro y tiene muchos efectos secundarios. Un estudio oftalmológico publicado en la revista British Journal of Ophthalmology propone una alternativa barata y eficaz para su forma húmeda: la suplementación con antioxidantes, cobre y zinc.

 

Desde 2011 se está acelerando el envejecimiento de la población. Se calcula que hasta el año 2040, cada vez habrá más mayores de 65 años [1]. ¿Y cómo está de salud este grupo de personas?

 

Los mayores de 65 de hoy en día tienen más esperanza de vida saludable que antes, pero viven bastante menos tiempo sin enfermedades crónicas. Desde los años 80, esta estimación ha bajado de 6,9 a 3,8 años [2]. En cualquier caso, la esperanza de vida sin enfermedades crónicas es baja: en hombres, una media de 47 años, y en mujeres, 40,7 años [3]. Una de estas enfermedades crónicas que es frecuente entre los mayores de 65 es la degeneración macular "húmeda" o exudativa.

 

Inyecciones intravítreas 

La degeneración macular húmeda es una oculopatía en la que crecen vasos sanguíneos bajo la retina que pueden presentar fugas, provocando daños a la misma. Esto hace que la vista se deteriore cada vez más, reduciéndose la calidad de vida. Las inyecciones intravítreas que se utilizan para frenar la progresión de la enfermedad son desagradables y, además, conllevan muchos gastos. Tampoco son desdeñables los efectos secundarios, entre ellos la inflamación de la cara interna del ojo.

 

Ahora se ha descubierto, según un estudio publicado en la revista British Journal of Ophthalmology, que existe una alternativa más barata, más efectiva y sin apenas efectos secundarios: la suplementación con antioxidantes, cobre y zinc [4].

 

Age Related Eye Disease Study 

Los investigadores basan sus hallazgos, entre otros, en el estudio Age Related Eye Disease Study (AREDS) (en español, "estudio de oculopatías asociadas a la edad").  En él se descubrió que la suplementación diaria con altas dosis de antioxidantes más cobre y zinc reduce el riesgo de desarrollar degeneración macular húmeda. Los antioxidantes utilizados fueron luteína, zeaxantina y/o betacaroteno.

 

La efectividad máxima se obtiene con personas que sufren la enfermedad en su fase temprana. Además, el éxito del tratamiento es mayor cuando se ha diagnosticado degeneración macular en un solo ojo, en lugar de en ambos.

 

Se necesitan menos inyecciones 

Los investigadores calcularon que los pacientes que recibieron el suplemento necesitaron ocho inyecciones menos por tratamiento. Estos pacientes también viven más tiempo con buena visión. Por supuesto, prevenir es aún mejor que curar: "A tenor de la carga y el coste del tratamiento, la prevención de la degeneración macular es una estrategia atractiva a la hora de evitar las caras y crónicas inyecciones intravítreas y conservar la vista".

 

Pero, para eso, hay que tomarse religiosamente los suplementos, según los investigadores.

 

Fuentes 

[1] https://www.cbs.nl/nl-nl/achtergrond/2017/11/vergrijzing-en-de-nederlandse-economie

[2] https://www.cbs.nl/nl-nl/nieuws/2012/36/65-jarigen-leven-langer-zonder-beperkingen-maar-meer-met-chronische-ziekten

[3] https://www.volksgezondheidenzorg.info/onderwerp/gezonde-levensverwachting/cijfers-context/huidige-situatie#node-gezonde-levensverwachting-naar-geslacht

[4] Aaron Y Lee et al. Cost-effectiveness of age-related macular degeneration study supplements in the UK: combined trial and real-world outcomes data, British Journal of Ophthalmology (2017).