Noticias

Viernes 29 Marzo 2019

La vitamina K2 tiene un papel en la prevención de las enfermedades cardiovasculares

K2Una reciente revisión a gran escala confirma la importancia de la vitamina K2 no solo para tener huesos sanos, sino también para la salud cardiovascular. La suplementación con vitamina K2 reduce los depósitos de calcio en la pared vascular. 

La vitamina K desempeña un papel esencial para la coagulación sanguínea, algo que se sabe desde hace mucho tiempo. En los últimos años se ha descubierto que esta vitamina tiene muchas más funciones, como regular el equilibrio del calcio. Una función importante suya es activar enzimas que dependen de ella (proteínas Gla) que regulan el equilibrio del calcio (junto con la vitamina D) y combatir la calcificación de tejidos blandos y la descalcificación de los huesos [1]. Así, la vitamina K2 ayuda a aportar a los huesos calcio (donde se requiera) y a mantener este fuera de los vasos sanguíneos, lo cual es bueno para la salud cardiovascular. 


Esta reciente revisión confirma el importante papel de la vitamina K2 para tener salud cardiovascular y huesos sanos. La investigación ha sido llevada a cabo por académicos asociados a la Universidad de Maastricht y a una universidad de medicina de Ámsterdam, y ha sido publicado por la revista Frontiers in Cardiovascular Medicine [2].


La paradoja del calcio

"Esta revisión aporta más pruebas de que, sin un consumo adecuado de K2, el calcio termina llegando a los tejidos blandos (lo cual no es deseable) en lugar de a los huesos, donde es necesario", afirma el investigador principal [3]. Así pues, la paradoja es que el calcio es un nutriente necesario para la salud ósea, pero también es un componente principal de la formación de placas en las arterias. 


En esta revisión, los científicos señalan que la investigación no revela si esta alta suplementación de calcio contribuye significativamente a la reducción de la resistencia de los huesos y del riesgo de rotura ósea. Pero es un hecho que los suplementos de calcio se prescriben mucho (a menudo junto con vitamina D) para prevenir o tratar la osteoporosis.


Revisión de 144 estudios

Los datos para la revisión proceden de 144 estudios científicos sobre suplementación de calcio a mujeres posmenopáusicas y pacientes con renopatías crónicas (los pacientes renales tienen más tendencia a la calcificación vascular por su menor excreción de fosfato). Estos datos han revelado que la suplementación de altas dosis de calcio a ambos grupos conlleva una mayor probabilidad de enfermedad y fallecimiento por enfermedad cardiovascular. 


Falta de vitamina K2

Por consiguiente, la mala salud de los huesos y el corazón no está relacionada solo con la edad, sino que es sobre todo signo de falta de K2, concluyen los investigadores. En cualquier caso, queda pendiente la pregunta de si es conveniente suplementar con calcio a elevadas dosis, pero proponen emplear la vitamina K2 como suplemento en caso de alta ingesta de calcio para prevenir la calcificación vascular. 


Fuentes

[1] http://www.naturafoundation.nl/monografie/Vitamine_K.html 

[2] Grzegorz B. Wasilewski,Marc G. Vervloet and Leon J. Schurgers1, The Bone—Vasculature Axis: Calcium Supplementation and the Role of Vitamin K, Front Cardiovasc Med. 2019; 6: 6, published online 2019 Feb 5. doi: 10.3389/fcvm.2019.00006, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6370658/ 

[3] https://www.nutraingredients.com/Article/2019/02/08/Paper-in-prestigious-journal-underpins-vitamin-K2-s-role-in-cardiovascular-health-supplier-says?utm_source=newsletter_daily&utm_medium=email&utm_campaign=11-Feb-2019&c=HBezLQ6MFs%2FUksFrK%2Fyw%2BoYVNwJ8JQgx&p2=