Noticias

Lunes 15 Octubre 2018

La comunicación intracorporal regula el metabolismo

Un nuevo estudio ha trazado el mapa de las redes de comunicación entre órganos y tejidos. Estas regulan el metabolismo según el ritmo de nuestro reloj biológico. Su alteración puede provocar enfermedades, según un estudio.

 

Hace diez años se demostró por primera vez que existe un vínculo entre nuestro biorritmo (el ritmo circadiano) y nuestro metabolismo: los investigadores identificaron entonces las rutas metabólicas que siguen las proteínas circadianas para captar los niveles de energía en las células [1]. 


Como continuación de este estudio, investigadores de la Universidad de California en Irvine han trazado el mapa de las redes de comunicación entre órganos y tejidos. El resultado es un "atlas" detallado que ilustra cómo el cuerpo crea y utiliza la energía. También han estudiado cómo pueden afectar a la salud los trastornos de esta comunicación. La investigación está publicada en la revista Cell [2].

 

Esquema de conexiones

En el estudio se investigó primero el ritmo día-noche de diversos tejidos y órganos, a saber, el suero sanguíneo, el hígado, los músculos, la grasa marrón y blanca, el córtex prefrontal y el hipotálamo. El resultado es un esquema (atlas) de las conexiones entre estos diferentes órganos y tejidos, que juntos forman el reloj biológico y regulan en todo el cuerpo los patrones día-noche de la actividad metabólica. 

 

Efecto de una dieta no saludable

A continuación, el equipo investigador ensayó con ratones cómo puede alterar este metabolismo coordinado una dieta rica en grasa, no haciendo distinciones, además, entre grasas insaturadas, saturadas, animales o vegetales. 


Los investigadores vieron que la dieta rica en lípidos trastocaba el patrón metabólico ajustado con precisión y que modificaba la comunicación entre los diferentes relojes biológicos. Y estas alteraciones pueden desencadenar inflamaciones, añaden, lo que a su vez está asociado a toda clase de enfermedades y puede acortar la vida [3].

 

Recurso importante

Los efectos de esta dieta no saludable prueban que los factores externos pueden perturbar el patrón metabólico coordinado, concluye un investigador. Finalmente, cabe añadir que con este atlas la información de un solo órgano o grupo de tejidos puede ser suficiente para lograr una comprensión que abarque todo el cuerpo de las irregularidades metabólicas y sus enfermedades asociadas. 

 

Fuentes

[1] Paolo Sassone-Corsi et al, The NAD+-Dependent Deacetylase SIRT1 Modulates CLOCK-Mediated Chromatin Remodeling and Circadian Control, Cell (volume 134, issue 2, juli 2008). https://doi.org/10.1016/j.cell.2008.07.002


[2] Paolo Sassone-Coris et al., Atlas of Circadian Metabolism Reveals System-wide Coordination and Communication between Clocks, Cell (volume 174, issue 6, september 2018). DOI: https://doi.org/10.1016/j.cell.2018.08.042


[3] https://medicalxpress.com/news/2018-09-reveals-tissues-body-energy.html