Noticias

Miércoles 9 Mayo 2018

Algunos nutrientes reducen los síntomas de la psicosis

Según un reciente estudio científico, algunos nutrientes de la dieta como la taurina reducen los síntomas de enfermedades psicóticas, especialmente si se emplean como apoyo en una fase temprana del tratamiento estándar.

 

En este momento parece ser que el aminoácido taurina puede mejorar la salud mental de las personas jóvenes con un primer episodio de psicosis (PEP). En menor medida, lo mismo se puede decir de otros nutrientes profusamente citados. Es llamativo que los resultados referidos a los aceites grasos omega 3 de pescado y a los antioxidantes en forma de vitaminas son inconsistentes y contradictorios.

 

Dieta sana, mente sana 

Las carencias alimentarias son reconocidas como factor de riesgo de varias afecciones psiquiátricas. Así, se sabe que, por ejemplo, las personas con esquizofrenia siguen un patrón alimentario de baja calidad. Una ingesta excesiva de alimentos ricos en calorías y grasa y pobres en nutrientes influye en la salud mental. Se ha sugerido que un estilo de vida en el que abunda la comida basura aumenta los procesos inflamatorios y el estrés oxidativo en el cerebro. La falta de nutrientes neuroprotectores puede agravar los síntomas psiquiátricos.

 

Convencer a los escépticos 

El empeoramiento en los síntomas del PEP, como las limitaciones neurocognitivas, también ha sido asociado con bajos niveles de vitaminas y ácidos grasos. El estudio a gran escala, realizado en Australia, entre otros países, trataba de averiguar si la suplementación con suplementos alimenticios es eficaz en el tratamiento de jóvenes con psicosis. El equipo investigador comparó ocho estudios clínicos relacionados con la suplementación alimenticia realizados entre más de 450 jóvenes. Se trataba de personas con síntomas tempranos de enfermedad psiquiátrica, como la esquizofrenia. El estudio de revisión fue publicado en la revista especializada Early Intervention in Psychiatry.

 

Los investigadores constataron que los suplementos alimenticios junto al tratamiento normal pueden mejorar significativamente la salud psíquica de los jóvenes. Los tratamientos estándar por sí solos son menos efectivos que en combinación con determinados suplementos. El estudio dirigido por el psicólogo sanitario Firth y su equipo es único, ya que se trata de una evaluación de los suplementos alimenticios en pacientes con PEP. Según Firth, la suplementación alimenticia en el tratamiento de enfermedades psíquicas sigue estando rodeada de escepticismo y se considera una moda. Sin embargo, parece que eso va a cambiar, porque hay evidencias científicas que demuestran el beneficio de los nutrientes complementarios. En pocas palabras, sin duda puede hablarse de "medicina basada en evidencia" cuando se trata del uso de suplementos en jóvenes con psicosis. Eso sí: no sustituyendo a los tratamientos habituales, sino como complemento de los medicamentos.

 

Taurina 

Uno de los nutrientes investigados es la taurina, un producto metabólico derivado de los aminoácidos cisteína y metionina. La taurina está presente principalmente en alimentos ricos en proteínas, como carne, pescado, marisco, aves y huevos. Especialmente el marisco tiene un alto contenido en taurina. En un estudio clínico llevado a cabo entre 121 pacientes jóvenes con psicosis se vio que 4 gramos de taurina al día reducían los síntomas psicóticos en doce semanas. Hasta el día de hoy, el mecanismo de acción de la taurina en el PEP no está del todo claro. En otros estudios se ha visto que quizá funcione como inhibidor del receptor de N-metil-D-aspartato (NDMA) o que influya en las células madre (Firth, 2018; O'Donnell, 2016).

 

Antioxidantes 

Algunas sustancias con efecto antioxidante, como la N-acetilcisteína (NAC) y la vitamina C también pueden ser eficaces, sobre todo en pacientes con altos niveles de estrés oxidativo o exceso de radicales libres. Al parecer, la forma acetilada de la L-cisteína, la NAC, un aminoácido sulfuroso, reduce la neuroinflamación y el estrés oxidativo de ciertas neuronas (interneuronas). Un estudio clínico hecho en Suiza con control placebo señala que 2700 mg de NAC al día aumentan la concentración del antioxidante glutatión a los seis meses, aunque no se apreciaron efectos positivos en relación con la reducción de los episodios psicóticos (Conus, 2017). Las personas con alta sensibilidad al estrés oxidativo sí que parecen beneficiarse de la suplementación con antioxidantes.

 

Ácidos grasos omega 3 de pescado 

Según estudios sobre suplementación con ácidos grasos omega 3 de pescado, estos mejoran la salud mental de las personas jóvenes con psicosis, si bien faltan evidencias de una reducción de los síntomas psicóticos o estas son contradictorias. Los ácidos grasos poliinsaturados parecen tener un efecto neuroprotector y reducir la neuroinflamación y el estrés oxidativo. También aumentan la plasticidad sináptica y la neurotransmisión. Sin embargo, en el estudio reciente no se han registrado estos efectos favorables. Hay mucho que se desconoce al respecto. En resumen: es necesario ser precavidos a la hora de extraer conclusiones claras.

 

Futuro 

Son necesarios más estudios bien planteados y a gran escala. Como hay nutrientes que por separado tienen un efecto moderadamente positivo sobre la salud psicológica, en teoría podrían combinarse los nutrientes curativos en un solo suplemento. Esto podría significar que una intervención alimentaria en la que se combinasen varios nutrientes en un solo preparado posiblemente tenga efectos mayores y más beneficiosos para los jóvenes con esta afección.

 

Bibliografía 

Firth J, Rosenbaum S, Ward PB, Curtis J, Teasdale SB, Yung AR, Sarris J.

Adjunctive nutrients in first-episode psychosis: A systematic review of efficacy,

tolerability and neurobiological mechanisms. Early Interv Psychiatry. 2018 Mar

21. doi: 10.1111/eip.12544. [Epub ahead of print] Review. PubMed PMID: 29561067.

 
Firth J, Carney R, Stubbs B, Teasdale SB, Vancampfort D, Ward PB, Berk M,
Sarris J. Nutritional Deficiencies and Clinical Correlates in First-Episode
Psychosis: A Systematic Review and Meta-analysis. Schizophr Bull. 2017 Nov 30.
doi: 10.1093/schbul/sbx162. [Epub ahead of print] PubMed PMID: 29206972.

 

O'Donnell, C. P., Allott, K. A., Murphy, B. P., Yuen, H. P., Proffitt, T.-M.,

Papas, A., et al. (2016). Adjunctive Taurine in first-episode psychosis:

A phase 2, double-blind, randomized, placebo-controlled study. The

Journal of Clinical Psychiatry, 77, e1610–e1617.

Oulhaj, A., Jernerén, F., Refsum, H., Smith, A. D., & de

 

Conus, P., Seidman, L. J., Fournier, M., Xin, L., Cleusix, M., Baumann, P. S.,

Do, K. Q. (2017). N-acetylcysteine in a double-blind randomized

placebo-controlled trial: Toward biomarker-guided treatment in early

psychosis. Schizophrenia Bulletin, 44, 317–327.