Noticias

Lunes 14 Mayo 2018

Nuevos hallazgos fundamentales para la PNI

La psiconeuroinmunología (PNI) se centra en las relaciones y asociaciones existentes entre el comportamiento, el sistema nervioso y el sistema inmune. Ahora un nuevo estudio demuestra que nuestras neuronas ayudan a generar la reacción defensiva contra las infecciones en el tubo digestivo.

 

Los sistemas inmune y nervioso colaboran estrechamente. Un nuevo estudio demuestra a nivel de bioquímica celular que las neuronas desempeñan un papel crucial en el tubo digestivo a la hora de producir una reacción de defensa contra las infecciones. Se trata de un descubrimiento importante, porque los científicos llevan años buscando tratamientos eficaces para las enfermedades inflamatorias como el asma, las alergias alimentarias y las patologías intestinales de carácter inflamatorio que van acompañadas de una reacción excesiva del sistema inmune.

 

Estrechamente entretejidos 

El canal digestivo constituye un puerto de amarre para varios tipos de células, entre ellas, células del sistema inmunitario que sirven de defensa contra parásitos y otros potenciales intrusos que pueden provocar infecciones. Además, la mucosa intestinal dispone a su vez de cientos de millones de neuronas. Así, los investigadores estadounidenses descubrieron que en el intestino hay un pequeño grupo de células linfoides innatas específicas (ILC2) que están estrechamente entretejidas con neuronas.

 

Estos dos tipos de células, que se encuentran muy cerca, se comunican entre sí. Las células ILC2 tienen una antena en forma de receptor de una proteína llamada neuromedina U (NMU). La NMU es una proteína mensajera que segregan las neuronas. Los investigadores descubrieron a continuación que la unión de la NMU a los receptores de las células ILC2 hace que proliferen rápidamente las células de este tipo y se liberen citocinas.

 

Estado de alerta aumentado 

La administración de NMU a ratones que habían sido infectados con un parásito intestinal les provocó inflamación y una fuerte reacción defensiva que ayudó a los ratones a eliminar antes los parásitos. En sentido inverso, los ratones a los que les faltaban estos receptores de NMU resultaron ser más propensos a los parásitos, con un aumento rápido de su número en el intestino de los roedores.

En resumen, las células productoras de NMU ponen a las células ILC2 en estado de alerta, por lo que pueden reaccionar más pronto ante las infecciones.

 

Tras el descubrimiento de las ILC2 como fuente importante de ciertas citocinas, otros investigadores se han dedicado a estudiar con más detalle el mecanismo de acción subyacente, sobre todo en lo relativo a la amortiguación de la reacción de inflamación. Los resultados muestran que, además de antenas para NMU, las células ILC2 también poseen receptores adrenérgicos beta 2 (ADRB2) que se unen al neurotransmisor norepinefrina, también segregado por las neuronas.

 

Para conocer el papel de los ADRB2 en la comunicación entre ambos sistemas, los científicos utilizaron ratones que carecían del receptor. Los animales fueron infectados con gusanos parásitos. El resultado fue que los roedores mostraron una reacción defensiva exagerada ante la infección. Es más: también aumentó la cantidad de parásitos. Cuando, por el contrario, se trató a ratones normales con medicamentos que estimulaban la expresión del ADRB2, la reacción de defensa se atenuó y se redujo la helmintiasis.

 

Conclusión 

Estos estudios dejan claro que los sistemas defensivo y nervioso están en estrecha comunicación a la hora de combatir infecciones y regular en consecuencia las reacciones inflamatorias. Los ADRB2 controlan la proliferación de células ILC2 y pueden ayudar a prevenir las inflamaciones. En otras palabras, la ruta de transducción de señales ADRB2 es un regulador negativo intrínseco de la respuesta de las ILC2.

 

Si estos resultados se confirman en adultos, las (importantes) consecuencias pueden ser muy positivas para los pacientes con asma, alergias y otros tipos de enfermedades inflamatorias. Los medicamentos que más se utilizan para tratar el asma también estimulan los ADRB2, lo cual puede explicar por qué son tan eficaces para controlar los síntomas alérgicos.

 

Bibliografía 

Klose CSN, Mahlakõiv T, Moeller JB, Rankin LC, Flamar AL, Kabata H, Monticelli

LA, Moriyama S, Putzel GG, Rakhilin N, Shen X, Kostenis E, König GM, Senda T,

Carpenter D, Farber DL, Artis D. The neuropeptide neuromedin U stimulates innate

lymphoid cells and type 2 inflammation. Nature. 2017 Sep 14;549(7671):282-286.

doi: 10.1038/nature23676. Epub 2017 Sep 6. PubMed PMID: 28869965.

Moriyama S, Brestoff JR, Flamar AL, Moeller JB, Klose CSN, Rankin LC, Yudanin

NA, Monticelli LA, Putzel GG, Rodewald HR, Artis D. β(2)-adrenergic

receptor-mediated negative regulation of group 2 innate lymphoid cell responses.

Science. 2018 Mar 2;359(6379):1056-1061. doi: 10.1126/science.aan4829. PubMed

PMID: 29496881.

https://medicalxpress.com/news/2018-03-nervous-inflammation.html

https://medicalxpress.com/news/2017-09-immune-nerve-cells-gut-infections.html