Noticias

Martes 6 Febrero 2018

Cúrcuma: un color precioso y buena para el cerebro


Curcuma longa (la cúrcuma) es una popular hierba culinaria debido a su llamativo color y sabor característico. Pero como medicina es sobre todo apreciada por un componente en concreto: la curcumina. Según un estudio reciente, esta sustancia parece poder mejorar el estado de ánimo de las personas con una forma leve de pérdida de memoria.

 

Un grupo de investigación americano estudió los efectos de una forma de fácil asimilación de la curcumina sobre la capacidad memorística de las personas sanas. Además, los investigadores también querían saber si la curcumina podía disolver las placas dañinas y/o mal formadas de proteínas en el cerebro. Es sabido que la formación de placas aumenta a lo largo del proceso de envejecimiento y que influye en el daño neuronal y en las enfermedades cardiovasculares.

 

Propósito del estudio

El estudio clínico se realizó entre 40 pacientes que tenían entre 50 y 90 años. La mitad del grupo tomaba 90 mg de una forma fácilmente asimilable de la curcumina dos veces al día durante 18 meses. La otra mitad recibía un placebo.

 

Todos los participantes fueron sometidos a tests cognitivos cada seis meses. Aparte, también se analizó la cantidad de curcumina en la sangre al principio del estudio y pasados 18 meses. Además, a un tercio de los participantes se le realizó una tomografía por emisión de positrones (PET) para ver la cantidad de placas de proteínas mal formadas, como las de amiloides y tau.

 

Función de memoria mejorada

Resultó que las personas que tomaban curcumina mejoraron su función de memoria y se podían concentrar mejor. En el grupo de la curcumina se constató también una pequeña mejora del estado de ánimo, y se vio en los resultados de la tomografía PET que se habían reducido las proteínas amiloides y tau en la amígdala y el hipotálamo. Nada de esto se vio en el grupo placebo. La amígdala y el hipotálamo desempeñan un papel, por ejemplo, en el control y regulación de la memoria y las emociones.

 

Por tanto, parece muy probable que la ingesta de una forma bien asimilable de la curcumina mejora la función memorística y la capacidad de atención en ancianos sanos. Además, la tomografía PET sugiere que disminuyen las placas nocivas de proteínas en las estructuras cerebrales, que tienen un papel en la memoria y el estado de ánimo.

 

Curcumina y neurodegeneración

La curcumina lleva tiempo recibiendo mucha atención por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Sería a través de esta vía que inhibe la neuroinflamación que influye en muchas afecciones neurodegenerativas. Estudios anteriores sobre la acción y efectividad de la curcumina ya demostraron varios efectos positivos en diversas enfermedades en cuya base se encuentra la inflamación.

 

Menos alzhéimer en la India

Es llamativo que los ancianos en la India sufran menos alzhéimer y tengan mejor rendimiento cognitivo a edad avanzada. Las posibles causas tienen que ver con la disposición genética, la dieta vegetariana y una ávida ingesta de curcumina. Aún no está del todo claro cómo provoca esos efectos la curcumina, pero hay fuertes indicios de que reduce la inflamación neuronal.

 

Fuente

 
Small GW, Siddarth P, Li Z, Miller KJ, Ercoli L, Emerson ND, Martinez J, Wong

KP, Liu J, Merrill DA, Chen ST, Henning SM, Satyamurthy N, Huang SC, Heber D,

Barrio JR. Memory and Brain Amyloid and Tau Effects of a Bioavailable Form of 

Curcumin in Non-Demented Adults: A Double-Blind, Placebo-Controlled 18-Month 

Trial. Am J Geriatr Psychiatry. 2017 Oct 27. pii: S1064-7481(17)30511-0. doi:

10.1016/j.jagp.2017.10.010. [Epub ahead of print] PubMed PMID: 29246725.