Noticias

Lunes 11 Septiembre 2017

Datos masivos: relación entre la migraña y el SII

Un estudio basado en datos de 480.000 pacientes anónimos ha puesto al descubierto sorprendentes asociaciones genéticas entre diferentes patologías. Estas asociaciones, como la existente entre el SII y la migraña, no están recogidas en los sistemas actuales de clasificación de enfermedades.

¿Qué son los datos masivos? A grandes rasgos, se trata de la aplicación de modelos estadísticos a conjuntos de datos muy grandes. Son utilizados, por ejemplo, por grandes empresas, para medir el comportamiento online de los clientes y estimular los comportamientos de compra. Pero las técnicas de análisis de datos masivos también se pueden aplicar a datos médicos anonimizados procedentes de seguros de salud, obteniéndose así conocimientos útiles para la práctica clínica.

 

Migraña y SII

Investigadores de la Universidad de Chicago (EE. UU.) analizaron los expedientes médicos de 480.000 personas [1]. De este modo se toparon con una fuerte asociación genética entre la migraña y el SII (síndrome de intestino irritable), que indica que la migraña tiene un componente inflamatorio.

 

También se vio que muchos de los genes implicados en la diabetes tipo 1 coinciden con los de la hipertensión. Por último, se encontraron importantes vínculos entre el asma, la rinitis alérgica, la artrosis y la dermatitis, afecciones que no suelen ser asociadas casi nunca. Estas sensibilidades genéticas se ven muy influenciadas por los factores ambientales a través del entorno epigenético.

 

Confirmación de ideas previas 

En 2006 ya se vio en un estudio a gran escala entre más de 25.000 personas que las personas con migrañas tenían entre un 40% y un 80% más de posibilidades de sufrir SII y viceversa [2]. También resultaron mucho mayores las probabilidades de padecer fibromialgia y depresión. Hasta ahora solo existían pruebas anecdóticas de estas asociaciones. El estudio de datos masivos se ha realizado con una cohorte casi veinte veces mayor que la del estudio de 2006. Así pues, la prueba es ahora mucho más contundente, lo cual viene a respaldar la experiencia que ya teníamos en consulta.

 

En la clasificación de enfermedades faltan asociaciones

Además de asociaciones interesantes, los resultados del estudio también sacan a la luz un problema fundamental: en las clasificaciones de enfermedades habituales, basadas en síntomas y anatomía, faltan relaciones importantes entre patologías con los mismos factores (genéticos) de riesgo subyacentes. Así, estas vinculaciones no aparecen en la CIE-9 ni en las clasificaciones fenotípicas.

 

Dentro de la CIE-9, la migraña se clasifica como neuropatía, mientras que el SII es una enfermedad inflamatoria del intestino. Esta delimitación va en detrimento del tratamiento de estas patologías, que deberían ir siempre aparejadas. Si tratas la migraña, tienes que tratar también el intestino y lo que a él llega a través de la alimentación. Para conseguir que esto sea lo normal, los investigadores proponen un nuevo sistema de clasificación.

 

"La gran cantidad de familias dentro del estudio nos ha permitido evaluar de forma precisa correlaciones genéticas y ambientales, de donde hemos podido inferir las causas comunes de muchas enfermedades diferentes. Con estos datos hemos creado un nuevo sistema de clasificación de enfermedades que se basa en su biología intrínseca", afirman los investigadores.

 

Puede obtener más información en el artículo de Nature Genetics en Fuentes (en inglés).

 

Fuentes

  1. Kanix Wang, Hallie Gaitsch, Hoifung Poon, Nancy J Cox & Andrey Rzhetsky, Classification of common human diseases derived from shared genetic and environmental determinants, Nature Genetics (2017)
  2. J Alexander Cole, Kenneth J Rothman, Howard J Cabral, Yuqing Zhang and Francis A Farraye, Migraine, fibromyalgia, and depression among people with IBS: a prevalence study, BMC Gastroenterology 2006 6:26